domingo, 10 de enero de 2021

¿QUÉ AYUDAS HAY PARA PALIAR LOS DAÑOS PRODUCIDOS POR “FILOMENA”?

 

Aunque aún es pronto para evaluar los daños producidos por la tormenta que nos ha azotado sí debemos estar preparados para poder reclamar las indemnizaciones que nos pudieran corresponder.

Si hemos tenido un problema derivado de las nieves, lo primero que hay que hacer es revisar la póliza de seguros y comprobar su cobertura. En caso de duda, es tan sencillo como llamar al número de atención al cliente de la propia compañía y solicitar información, con el número de póliza contratada, de qué es lo que puede cubrir y lo que no.

 

En principio, los seguros no consideran los temporales de nieve como una exclusión y, por lo tanto, podemos decir que las pólizas de seguros que tenemos contratadas nos protegen de cualquier eventualidad ante situaciones como la que está causando la borrasca ‘Filomena’ en buena parte del país.

Pero ¿Qué hace el seguro cuando el riesgo es extraordinario? En el caso de España, cuando se produce una catástrofe natural de grandes proporciones y que supone un coste muy elevado en indemnizaciones, el sector asegurador cuenta con la figura del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), aunque en este caso el Consorcio, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digita, ya ha anunciado que no cubrirá los siniestros producidos directamente por la nieve o por heladas consecuencia del temporal Filomena, pero sí indemnizará los daños derivados de la inundación por deshielo posterior o por fuertes vientos.

En el caso de que se nos vaya la luz y, por eso, se nos estropee la nevera llena de comida, dicha situación sí se contempla en la póliza de seguros, aunque dependerá también del fenómeno climatológico que haya detrás. Si el daño es consecuencia de un temporal como el actual, puede estar cubierto por la póliza y se podría reclamar a la compañía.

Las lesiones producidas por resbalones -sobre todo en los primeros momentos de la tormenta- también podrían ser objeto de indemnización por los ayuntamientos, aunque habría que demostrar que no se debieron a una imprudencia y que hubo una falta de previsión por parte de las autoridades locales.

Desde ACUSVAL podemos ayudarte a gestionar tus reclamaciones al Seguro y a la administración local.

Otro tipo de ayudas a las que podrían optar las personas damnificadas serían las derivadas de las establecidas por las administraciones públicas. La Ley 17/2005 del Sistema Nacional de Protección Civil establece medidas de recuperación que se aplican en concepto de ayuda para contribuir al restablecimiento de la normalidad en áreas afectadas en las que se hayan producido daños personales o materiales derivados de un siniestro que perturbe gravemente las condiciones de vida de la población en un área geográfica determinada o cuando se produzca la paralización, como consecuencia del mismo, de todos o algunos de los servicios públicos esenciales.

Para ello es necesaria la declaración de “zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil” daría opción a obtener ayudas por daños personales, ayudas económicas a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad, compensación a Corporaciones Locales por gastos derivados de actuaciones inaplazables, ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo prestación personal o de bienes, ayudas destinadas a establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, subvenciones por daños en infraestructuras municipales, red viaria, ayudas por daños en producciones agrícolas, ganaderas, forestales, apertura de líneas de préstamos preferentes subvencionadas por el Instituto de Crédito Oficial, medidas fiscales(v.g. exención cuota IBI, reducción IAE, exenciones tasas del organismo autónomo Jefatura Central de Tráfico, etc.) o medidas laborales y de Seguridad Social entre otras.

Desde ACUSVAL pedimos al Gobierno Municipal de Valdemoro la apertura de una Oficina de Atención a los damnificados por la tempestad para informar y gestionar las indemnizaciones que se implementen y que se inicien los trámites para declarar nuestra ciudad como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil para optar a las ayudas del Gobierno Central y autonómico.

 

miércoles, 6 de enero de 2021

RECOMENDACIONES ANTE LA OLA DE FRÍO

 Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), una ola de frío, conocida como "borrasca Filomena" atravesará la península en los próximos días ¿Qué podemos hacer para resguardarnos de sus embates?


 

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid nos recuerda que las temperaturas pueden variar mucho en pocas horas y alcanzar valores poco habituales por lo que hay que tomar algunas precauciones especiales, sobre todo con la población de riesgo formada por personas mayores, enfermos crónicos, embarazadas, niños y bebés.

Las bajas temperaturas debilitan la respuesta defensiva de nuestro organismo y, en consecuencia, nuestra salud se puede ver afectada. El frío intenso agrava las enfermedades cardiovasculares y respiratorias; la sintomatología de las enfermedades reumáticas y favorece los resfriados, las infecciones bronquiales, la gripe, las caídas y los accidentes de tráfico. Los efectos nocivos del frío se empiezan a observar a temperaturas relativamente moderadas, de 4 a 8°C.  En caso de frío extremo, los dos principales peligros para la salud son la hipotermia y la congelación.


Seguir los siguientes consejos nos puede ser de gran ayuda:

  • Permanecer en el exterior el menor tiempo posible. La tiritona es señal de que no debe continuarse sin resguardo.
  • Extremar la precaución en caso de hielo en las calles. Un elevado porcentaje de lesiones relacionadas con el frío tiene que ver con caídas al resbalar sobre placas de hielo.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura. Prestar especial atención a niños, bebés, personas mayores y enfermos crónicos, porque son muy sensibles a dichos cambios.
  • Evitar la entrada de aire frío directo a los pulmones, para ello respirar por la nariz y no por la boca, ya que el aire se calienta al pasar por las fosas nasales.
  • Vestirse adecuadamente para salir a la calle: un buen abrigo y calzado que protejan del viento y de la humedad.
  • Proteger las zonas más sensibles expuestas al frío, como son las manos, la cabeza, el cuello y la cara.
  • Es mejor vestirse con varias capas ligeras superpuestas que con prendas muy gruesas y ajustadas. Esto nos permitirá mantener el calor corporal durante más tiempo.
  • En casa hay que intentar mantener la misma temperatura en todas las estancias. Una temperatura de 20-22º C debe ser suficiente.
  • Debemos cerrar puertas y ventanas para evitar crear corrientes de aire.
  • Revisar el estado de la calefacción, calderas, estufas y, en general, de los elementos de combustión usados para obtener calor para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono.
  • No utilizar aparatos de calefacción si desprenden un olor extraño al conectarlos o no parecen estar en buen estado.
  • No acercar las estufas, braseros, etc. a las cortinas, muebles y, especialmente, a las camas o colchones.
  • No poner ropa u otros objetos sobre los aparatos calefactores.
  • Ventilar a diario durante unos minutos la vivienda para garantizar la entrada de oxígeno y de aire limpio.
  • Conviene hacer comidas calientes que nos aporten energía (legumbres, sopa de pasta, etc.), sin renunciar a una alimentación variada que incluya verduras, fruta, carne, huevos, pescado, cereales, leche, etc. A lo largo del día, y antes de acostarse, una taza de alguna bebida caliente (caldo, infusión, leche) ayuda a mantener la temperatura corporal.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol. Aunque inicialmente produce una sensación de calor, al final se consigue el efecto contrario pudiendo llegar a producir hipotermia.
  • Extremar la precaución si se tiene pensado hacer alguna actividad en el campo o la montaña. Informar siempre de la ruta que se va a seguir.
  • Durante una ola de frío es aconsejable utilizar el transporte público. Coger el coche solo si es imprescindible.
  • Si debemos coger el coche; llevar las cadenas y saber colocarlas, llevar el depósito lleno, el teléfono móvil cargado, ropa de abrigo, agua y alimentos energéticos.
  • Mantenerse informado de las previsiones del tiempo y de las instrucciones que den las autoridades.
  • Tener a mano el teléfono de emergencias (112) o de la Guardia Civil (062).


sábado, 2 de enero de 2021

HAZTE SOCIO DE ACUSVAL Y ÚNETE A LA FUERZA DE LOS CONSUMIDORES

 


Únete a ACUSVAL para hacer valer tus derechos y luchar contra los abusos. 

Los consumidores de Valdemoro forman parte de una asociación fuerte y activa que defiende tus intereses de forma rigurosa e independiente.

Uniéndote a ACUSVAL gozarás de las siguientes ventajas:

  • Atenderemos tus consultas en materia de consumo.
  • Te asesoraremos con carácter previo a la firma de contratos de consumo.
  • Trataremos tus reclamaciones como persona consumidora en vía extrajudicial mediante el procedimiento de mediación.
  • Interpondremos en tu nombre denuncias o quejas ante las administraciones o entidades competentes.
  • Redactaremos tus solicitudes de arbitraje.
  • Participarás en los programas gratuitos de formación y educación al consumidor y recibirás información sobre nuestras actividades.
  • Podrás colaborar con una asociación crítica, responsable y solidaria aportando tus conocimientos y dedicación.     
  • Estarás contribuyendo a la defensa de los derechos de todos los consumidores y de una sociedad más justa.  

Únete a la Fuerza de los consumidores y defiende tus derechos con nuestro equipo a tu lado.

www.acusval.es