jueves, 2 de septiembre de 2021

MOCHILAS ESCOLARES ¿CUAL ES LA MÁS ADECUADA?

La mochila escolar es un elemento muy atractivo para el niño, pero no nos debemos guiar tan sólo por su diseño ya que, sobre todo, se han de tener  en cuenta otros dos aspectos muy relevantes: su seguridad  (para evitar posibles  dolencias de espalda) y la composición de los materiales textiles utilizados, que han de ser resistentes por lo cual debemos prestar también atención a su etiquetado.

Existen mochilas escolares de muchos tipos, pero saber escoger la adecuada es fundamental para prevenir futuros dolores de espalda.

Los niños también sufren dolores de espalda. De hecho, a partir de los 10 años aumenta considerablemente este riesgo. Y lo más grave, una vez que aparece, puede volverse crónico en la edad adulta

En la aparición de este dolor intervienen muchos factores, como la postura, la práctica o no de ejercicio, el colchón y el tipo de mochila escolar que los niños utilizan para ir al colegio, así como el uso que hacen de la misma (llevarla demasiado baja, colgarla sobre un solo hombro, cargar demasiado peso, etc.).

Los niños no deberían transportar una carga mayor al 10-15% de su peso corporal, aunque algunos estudios señalan que los escolares de 14-15 años llevan una media de 7-10 kg de peso sobre sus espaldas.

 Según un informe sobre mochilas escolares, realizado por la FAPA Giner de los Ríos, antes de elegir la mochila tendremos que valorar la complexión física de nuestro hijo (edad, talla, peso corporal), el peso que deberá transportar a diario y las características del trayecto hasta el colegio (si hay rampas, si el camino es de cemento o de tierra, si hay escaleras, etc.).

Una vez valorados todos estos aspectos debemos saber que las mochilas de ruedas con altura regulable son la mejor opción si durante el trayecto no hay que subir o bajar muchas escaleras... Las bandoleras son la opción menos recomendable, ya que todo el peso descansa sobre un solo hombro. En cuanto a las mochilas escolares, es importante conocer cómo debe ser su uso.

¿Cómo deben ser las mochilas escolares?

Para evitar problemas de espalda, conviene que las mochilas escolares tengan las siguientes características:

  • El contenido de las mochilas escolares no debe superar nunca los 10 kg.
  • En función del peso de nuestro hijo, el peso máximo recomendado que podría cargar es: 

 

  • Las mejores mochilas son aquellas que incluyen fijación en el pecho y en la cintura. Estas sujeciones permiten mejorar la postura y la posición de la espalda.
  • Para repartir mejor el peso, las tiras deben ser anchas, ajustables y acolchadas.
  • Conviene que el respaldo de la espalda sea acolchado y semirrigido.
  • Las mochilas con diferentes compartimentos permiten repartir mejor el peso.

¿Cómo usar la mochila escolar de forma adecuada?

  • Ajustar bien los tirantes
  • No llevar la mochila demasiado baja. La parte baja de la mochila debe quedar a 5 cm por debajo de la cintura.
  • El peso de la mochila debe descansar sobre las vértebras dorsales.
  • Conviene introducir lo más pesado y voluminoso cerca de la espalda.
  • Revisar el contenido periódicamente para retirar aquello que ya no utilizamos.
 
En relación al etiquetado deberá presentarse en castellano y la etiqueta  estar fijada al artículo de modo seguro, siendo legible y visible  para el consumidor. 
 

 

 

lunes, 30 de agosto de 2021

VENTA DE FASCÍCULOS Y COLECCIONABLES ¿CUALES SON TUS DERECHOS?

Durante los meses de septiembre y octubre los quioscos y librerías se llenan de coleccionables. Culturales (comprender la filosofía, los secretos del cerebro, mitología, comics, etc.), Cursos para aprender idiomas, “partes” del cuerpo humano, miniaturas (carros y helicópteros de combate, camiones y coches de antaño, etc.), modelismo (coches, barcos, aviones, naves espaciales, etc.), figuras, y otros son algunos de los variados productos que están a la venta.

En la mayoría de los casos, las empresas utilizan métodos comunes para la captación de clientes, siendo los más frecuentes la realización de fuertes campañas de publicidad, el establecimiento en la primera entrega de un precio de venta mucho menor que el que va a regir las entregas sucesivas o la entrega gratuita del segundo ejemplar junto con el primero, por lo que tenemos que tener en cuenta una serie de cuestiones importantes que nos garanticen nuestros derechos como consumidores. 

Consejos y recomendaciones que deben conocer las personas consumidoras y usuarias a la hora de comprar un coleccionable: 

1.- Valorar, en primer lugar, si la colección de que se trata nos interesa realmente.

2.- Informarse del número de entregas de que va a constar la colección y del precio de cada una de ellas. Esta información debe ser facilitada por la editorial en su publicidad. 
 
3.- Conociendo estos datos, es fundamental calcular el precio total de la colección, para comprobar si realmente nos merece la pena la compra por fascículos o si, por el contrario, nos saldría más económico comprar la colección completa en una tienda. 
 
4.- En las colecciones dirigidas a los menores de edad, comprobar que tengan elmarcado "CE", la edad recomendada y las instrucciones de uso
 
5.- Valorar que, en ciertas colecciones, es necesario disponer de todas las entregas para completar el producto ya que, de lo contrario, no nos valdrán de nada los fascículos que hayamos adquirido (como sucede, por ejemplo, con las colecciones de piezas). 
 
6.- Es conveniente guardar la lista de los títulos que componen la colección. Esta lista viene facilitada en la primera entrega, y nos servirá para saber qué fascículos nos interesan en caso de no querer adquirir toda la colección. 
 
7.- Al decidir iniciar una colección, debemos conocer la periodicidad con que se va a publicar cada fascículo, que será desde semanal hasta bimensual, dependiendo del tipo de producto. 
 
8.- No obstante, en caso de no haber adquirido alguna de las entregas, se pueden solicitar los números atrasados al vendedor ya que, normalmente, guardan algunos de ellos. Si no fuera así, también se puede solicitar a la propia editorial, al disponer éstas de sus propios depósitos de publicaciones. 
 
9.- A estos efectos, es conveniente también disponer de un número de atención al cliente o correo electrónico de la editorial, para solucionar los problemas que puedan surgir o solicitar números atrasados. 
 
10.- En caso de optar por la suscripción, en vez de por la adquisición del producto en un comercio cercano, habrá de elegirse tanto el medio de pago (domiciliación bancaria o contra reembolso, en la mayoría de los casos) como el lugar donde queremos recibir el producto (en nuestro domicilio, lugar de trabajo, etc.) 
 
11.- La editorial debe garantizar que completará la colección una vez ha sido puesta en el mercado. De este modo, si, por motivos de escasa demanda, la editorial decide retirar la colección, se le pueden exigir todos los ejemplares. Y, en caso de haberse hecho una suscripción, si el producto se deja de ofrecer, se tiene derecho a reclamar a la editorial, solicitándole que facilite los fascículos correspondientes o que devuelva el importe íntegro de las cantidades que se le han pagado (derecho especialmente relevante en aquellos casos en que es imprescindible disponer de todos los fascículos, como sucede con las maquetas, barcos, aviones, coches,…). 
 
12.- El producto debe estar etiquetado, aportándose una información veraz y suficiente sobre las características esenciales del producto. Dicho etiquetado no podrá omitir o falsear datos que ofrezcan una falsa imagen del producto. De este modo, la editorial deberá informar, fundamentalmente, del número de entregas, precio de cada una de ellas y precio total de la colección, características del producto ofertado y nombre y domicilio del responsable. 
 
13.- Si decides hacer la colección por entregas en tu domicilio, recuerda que te asiste el derecho de desistimiento. Infórmate de las condiciones de cancelación.
 
14.- Es imprescindible conservar toda la documentación (comprobante de compra, condiciones de la suscripción…) por si en un momento determinado tenemos que presentar una reclamación de consumo.
 
15.- Por último recuerda que puedes hacer tu colección a través de las papelerías y kioscos de tu localidad. Apoya al pequeño comercio y contribuirás a generar empleo y riqueza en tu ciudad.

 

miércoles, 25 de agosto de 2021

VUELTA AL COLE SOSTENIBLE Y RESPONSABLE

 .- La economía circular, una alternativa que cobra fuerza al inicio del curso escolar.

    En tiempos de crisis económica y social, agravada por el “Tarifazo Eléctrico”, la vuelta al cole puede ser un problema para muchas familias debido a los gastos que tienen que soportar en un corto periodo de tiempo.

     Desde ACUSVAL queremos ofrecerte unos consejos para ayudarte a ahorrar practicando un consumo responsable y sostenible con lo que ayudarás también a cuidar tu entorno.

 Antes de comprar, PIENSA 

    Puede ser una buena idea la de hacer una lista de todas esas cosas que tienes que comprar al principio de curso y revisar si todas ellas deben ser compradas o puedes echar mano de algún material del año pasado. "¿Realmente necesita una mochila nueva este curso?" "De todo el material escolar que trajo al finalizar el curso, ¿podemos reutilizar algo?"

Si lo piensas bien, no tiene porqué ser todo nuevo, seguro que hay un montón de cosas que siguen estando en perfectas condiciones y que se pueden volver a utilizar este curso. 

Material escolar 

     Una vez que hayas visto ya que hay cosas que este año tienes que comprar sí o sí, también existen ciertas cuestiones a tener en cuenta que nos pueden ayudar a conseguir una vuelta al cole sostenible. Es interesante que, antes de comprar nada, reflexiones sobre las siguientes cuestiones:

    ✓ Compra productos de calidad. No te dejes llevar por lo más económico. Muchas veces, lo barato sale caro. Vigila que los productos lleven siempre el marcado CE que garantiza la seguridad de los niños. 

    ✓ En la medida de lo posible, elige productos fabricados con materiales naturales (madera, bambú, etc.). Evita todo lo posible el plástico. Puedes aprovechar para explicarles a tus hijos que el plástico es un material sintético fabricado por el ser humano. Cuéntales también que se fabrica con petróleo y que el petróleo es un residuo fósil muy contaminante. Para el papel y los lápices, elige productos con el sello FSC que garantiza la gestión responsable de los bosques. 

    ✓ Elige productos reutilizables. Por ejemplo, si tienes que comprar un bolígrafo, prioriza los recargables. 

    ✓ No olvides marcar correctamente todo el material escolar, de esta manera estarás evitando que lo pierdan y que tengas que volver a comprarlo de nuevo. Es importante también enseñarles a ser cuidadosos y responsables con su material de trabajo, también así les estamos enseñando a ser más sostenibles, evitando el consumo innecesario de nuevos productos.

 Intercambia libros de texto


    En este caso, es fundamental apostar por el intercambio de libros con alumnos de cursos superiores y donar o vender los libros del curso pasado a alumnos de cursos inferiores. 

    La Comunidad de Madrid pone en marcha el ‘Plan Accede’ para el préstamo de libros y material escolar  y muchos centros ponen en marcha “mercadillos” o cooperativas para la compra en grupo de los libros. También hay plataformas de venta y trueque de libros de segunda mano.

    Almuerzo 

    Descarta el “papel de aluminio” para el tentempié del recreo o la merienda. ¿Conoces los ‘Boc’nroll’? Son portabocadillos reutilizables, lavables y que incluso pueden ser utilizados como mantél. Las cantimploras o botellas de aluminio son mucho más seguras y limpias que las botellas de plástico, que contaminan más y pueden transferir sustancias al agua que beben tus hijos.

lunes, 22 de marzo de 2021

¿Cómo reclamar la factura de la luz?

¿Crees que te están cobrando de más en la factura de la luz? Si tus recibos son excesivamente elevados y no te salen las cuentas, no te preocupes, te explicamos paso a paso cómo puedes reclamar tu factura eléctrica:

Aspectos a tener en cuenta antes de reclamar

Para realizar una reclamación es necesario:

✅ Calcular el consumo real: si te aplican un consumo estimado y sabes a ciencia cierta que no es justo, debes esperar al mes siguiente para que te facturen una lectura real y si es menor, entonces proceder a reclamar.

El consumo histórico: Se trata de comprobar el consumo de kilovatios facturados en años anteriores.

Electrodomésticos incorporados: si has añadido un mayor número de electrodomésticos a tu consumo eléctrico, puede ser la causa del aumento del precio de la factura.

Revisar el funcionamiento del contador: Algunas compañías eléctricas recomiendan desconectar el contador y verificar que no se registra ningún consumo. Además, tienes derecho a que la compañía te facilite un comprobante de funcionamiento del contador.

Derechos como cliente de una compañía eléctrica

Es importante que conozcas tus derechos como consumidor
antes de reclamar:

Aunque parezca obvio, desde la liberalización del mercado eléctrico tienes total libertad para escoger la comercializadora con la que quieres contratar el suministro. Y como cliente tienes derecho a estar informado de las tarifas, potencias o  cualquier otro dato de tu contrato eléctrico.

Así como a recibir un suministro de calidad, aunque los parámetros de calidad del suministro varían en función de la zona en la que se contrate, ya que podemos encontrarnos en una zona rural dispersa, rural concentrada, semi urbana o urbana.

Además, en caso de sufrir cortes continuados del suministro te corresponde un descuento, que puede ser del 10% en la factura anual. Como cliente tienes derecho a recibir una indemnización por los daños que pudiera producir un importante fallo eléctrico, excepto si se trata de un apagón causado por fuerza mayor o si el corte fue programado e informado.

Si se presentan errores en la factura, la compañía debe corregirlos y devolver la cantidad en la siguiente factura, y las reclamaciones deben ser atendidas dentro de los plazos estipulados para las mismas.

Motivos por los que reclamar

Por desgracia, reclamar la factura de la luz es algo muy común debido al descontento generalizado de los consumidores con las compañías eléctricas. Los principales motivos por los que realizar una reclamación son:

Lectura estimada incorrecta: en este caso aconsejamos esperar a que llegue la siguiente factura para verificar una lectura real del contador.

Deudas pendientes de anteriores propietarios: en ningún caso debe pagarlos el nuevo inquilino, ya que se realiza un contrato nuevo y por ello se empieza desde cero.

Desacuerdo con el importe: si crees que el importe de la factura no es correcto.

Consumo excesivo: si llega reflejado un consumo muy elevado que no corresponde con el consumo real, se debe solicitar la verificación de la lectura del contador.

Error en el bono social: si se te ha concedido el descuento del bono social pero la compañía no lo está aplicando.

Averías en la instalación eléctrica: ante posibles averías que no hayan sido reparadas por el técnico enviado por la compañía.

Descuentos de la compañía: en caso de que no se apliquen los descuentos de tu contrato eléctrico.

Servicios adicionales: antes de contratar debes tener claro qué servicios entran dentro de tu tarifa para evitar sustos a final de mes.

Ten en cuenta que dependiendo de cuál sea el motivo, la reclamación se presenta a la distribuidora o comercializadora de luz.

Reclamar la factura de luz

Lo primero que tienes que hacer si recibes una factura de luz incorrecta es ponerte en contacto con tu compañía eléctrica y explicar el error o problema sucedido. Existen varias maneras de presentar una reclamación:

  • Muchas compañías facilitan un correo electrónico específico para reclamar vía online.
  • En otros casos tienen formularios de reclamación.
  • Algo a destacar es que las compañías eléctricas tienen que tener un número gratuito de atención al cliente.
  • Oficinas de las compañías: se puede formalizar la reclamación cumplimentando la documentación correspondiente. Es importante presentar todos los papeles que acrediten los fallos en la factura.
  • Si existe departamento de reclamaciones de la compañía, se puede presentar el escrito a ellos directamente.

Una vez que hayas presentado la reclamación, la compañía debe proporcionar el número de referencia y el justificante por escrito de la misma. A través de ese código de referencia puedes hacer un seguimiento para ver su evolución.

Resolución de la queja

La compañía eléctrica tiene un plazo máximo de 30 días para resolver la reclamación. En caso de no hacerlo o no estar de acuerdo, hay dos opciones. Por un lado, puedes acudir a la Consejería de Industria y Energía de tu comunidad autónoma, ya que es el organismo competente en todo lo relacionado con el correcto funcionamiento del suministro eléctrico.

O bien, si es un problema con la parte comercial del suministro (facturas, cláusulas, incumplimiento de ofertas…etc), a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Estos organismos son los encargados de mediar entre las compañías y los consumidores. Puede acudir presencialmente a reclamar o bien hacerlo vía telemática en los formularios online disponibles.

Es importante que presentes las copias de las cartas que hayas dirigido a la compañía, las respuestas recibidas, las facturas de las reparaciones, presupuestos de averías etc. Cuanta más documentación tengas para acreditar tu reclamación más posibilidades hay de que se solucione en tu favor. 

 Si necesitas ayuda o asesoramiento en tus reclamaciones, ponte en contacto con ACUSVAL y gestionaremos tu queja. 

 

lunes, 8 de febrero de 2021

PRÁCTICAS COMERCIALES ABUSIVAS. REUNIONES EN SALONES Y HOTELES

A pesar de las condiciones sanitarias impuestas por el COVID-19 se siguen celebrando “reuniones promocionales” en salones, hoteles, etc.  

Si te invitan o asistes a alguno de estos eventos, debes tener en cuenta algunas precauciones que te evitarán hacer una compra no deseada y que te puede generar algunos quebraderos de cabeza si quieres anular tus pedidos y recuperar tu dinero

Antes de acudir a uno de estos encuentros hay algunas señales que te pueden poner en alerta  ¿Te piden que vayas con tus datos bancarios o tu nómina? ¿Evitan informarte sobre qué tipo de productos te van a ofrecer o a qué precio?

Una vez en la sala re reuniones hay cierto tipo de prácticas tendentes a minar la resistencia del consumidor: te agasajan con todo tipo de regalos, te invitan a una consumición, e incluso en algunos casos hay “compradores-gancho” que te animan a comprar lo que ofrecen. No es raro estar bajo una cierta presión psicológica: si vas con tu pareja buscarán siempre al más predispuesto para llevarse ‘el gato al agua’ o te harán ver que el resto de los asistentes sí se ha decidido... Todo ello forma parte de una puesta en escena con un solo objetivo: vender.

Puede tratarse productos que aparecen con un precio inicial muy caro y que se han rebajado considerablemente y aseguran que te están haciendo una super-oferta de lo que solo te puedes beneficiar si compras en ese preciso momento.

La rapidez con la que te apremian a que compres, abrumándote con un montón de datos superfluos impidiendo que tengas tiempo para pensarlo o que puedas comparar precios (han llegado a poner inhibidores de frecuencia para que no puedas hacer uso de tu móvil) son prácticas comunes en estos actos.

También se te puede “pedir” que no abandones la sala hasta que no termine la reunión o incluso te pueden avergonzar ante el resto de los reunidos insinuando que eres un “desconfiado” o que no eres capaz de ver la maravillosa oportunidad que te están ofreciendo.

CUIDADO CON LO QUE FIRMAS

Lo más elemental es que pedir siempre factura de lo que adquieres (no vale el tique del datáfono). Si no hay factura, no hay prueba de tu compra y no podrás reclamar.

Si se trata de una venta a plazos calcula el importe final de la compra. Aunque los vendedores están obligados a informar del PVP final, incluyendo los impuestos, no siempre lo hacen o se centran en resaltar lo barato que son las cuotas.

Si te piden una señal comprueba que no es ‘a fondo perdido’ y que cuando llegues a tu casa puedes recuperarla si te acabas retractando.

Al tratarse de una venta “fuera del establecimiento comercial” tienes derecho a desistir en los 14 días naturales siguientes y el vendedor está obligado a informarte de ese derecho y de los medios de ejercerlo por lo que debe facilitar la razón social completa de la empresa vendedora, así como de la forma de contacto.

Además de todo esto, con la última reforma de la Ley General de Defensa de los Consumidores, aquellas personas que puedan ser consideradas 'vulnerables' por su edad, situación socioeconómica, etc gozan de una especial protección que los vendedores deben tener en cuenta para no ser sancionados.

Y recuerda: si crees que has sido víctima de una estafa de este tipo, acude a tu OMIC o a cualquier Asociación de Consumidores. La “vergüenza” de reconocer que te han timado es otra arma más con la que juegan este tipo de desaprensivos.


Haciéndote socio/a de ACUSVAL tendrás a tu lado toda la fuerza de los consumidores para apoyarte en estas situaciones.