martes, 15 de septiembre de 2020

Semana Europea de la Movilidad

 La Asociación de Consumidores y Usuarios de Valdemoro se ha adherido a la celebración de la European Mobility Week.

Queremos proponer a nuestros vecinos y al Ayuntamiento una serie de acciones para contribuir a una ciudad más habitable y sostenible, en la que la movilidad sea un factor determinante a la hora de implementar medidas que salvaguarden el medio ambiente y la salud de la ciudadanía.

 

Para este año 2020 queremos:

✅ Creación de la Zona de Cero Emisiones en Valdemoro

✅ Ampliación de los 'parkings de bicis' a más zonas

✅ Facilitar los puntos de recarga para coches eléctricos

 

Y en esta semana:

 

✅ Transporte urbano gratuíto

✅ Celebración del 'Día sin coches', habilitando una zona de nuestra ciudad para el paseo, la práctica del deporte, etc como alternativa al uso del vehículo privado.

 

Por una movilidad sin emisiones

Consumidores activos


   




miércoles, 2 de septiembre de 2020

ENTREGADOS LOS PREMIOS DEL CERTAMEN DE DIBUJO ESCOLAR "DIA DE LOS CONSUMIDORES 2020"

 Las circunstancias de todos conocidas nos obligaron a aplazar la celebración del Día de las Personas Consumidoras y la entrega de los premios a los participantes del Concurso de Dibujo Escolar convocado por ACUSVAL.

Ya no tenía sentido aplazar más un evento que con tanta ilusión y cariño habíamos preparado, pero no podíamos dejar de reconocer el gran trabajo que habían desarrollado los niños y niñas de Valdemoro; en esta primera edición del certamen han sido tres niñas, Lidia A., Irene S. (ambas del CP Diego Muñoz Torrero) y Carla F. (del CP. Leonor del Álamo) las que han sido las ganadoras del certamen.

En un entrañable y emotivo encuentro con las campeonas les fueron entregadas las medallas acreditativas del premio obtenido y un lote de material escolar como reconocimiento a su creatividad y dotes artísticas.

Desde la Asociación de Consumidores de Valdemoro queremos felicitar a las ganadoras y animarlas a difundir la cultura del consumo responsable y sostenible. Muchas gracias y enhorabuena.

TALENTO VALDEMOREÑO

 





 


sábado, 29 de agosto de 2020

PARABENOS, SULFATOS Y SILICONAS EN CHAMPÚS. CUIDA TU PELO

 El champú es uno de los productos cosméticos que más cantidad de sustancias tóxicas contiene. Por ello es muy importante leer los ingredientes de los productos de higiene ya que el uso prolongado de estos puede tener efectos negativos en nuestra salud.

 En la composición podremos comprobar la gran cantidad de números, letras y palabras en inglés que se corresponden con elementos químicos, entre ellos los más nocivos son: los sulfatos, parabenos y la silicona.


Los sulfatos

Suelen aparecer bajo el nombre de “Sodium Laureth Sulfate“. Esta sustancia se incorpora a los productos de higiene y belleza para hacer espuma al tener contacto con el agua. Su función es la de eliminar la grasa que se acumula en el cuerpo. El problema es que no tiene ningún tipo de control, lo que significa que también destruye los lípidos naturales que nuestra piel genera para defenderse de forma natural.

 

 

Su uso prolongado provoca irritaciones en la piel, problemas de sequedad y caspa. Este sulfato es muy peligroso ya que es capaz de penetrar por el cuero cabelludo y provocar daños en algunos órganos vitales. Si tienes el cabello teñido, el uso de champús con sulfatos provoca la pérdida de color y opacidad.

 

Los parabenos

Los parabenos son conservantes fungicidas y bactericidas, que evitan que el producto pierda efectividad. Son los más comunes de encontrar bajo las siglas en inglés: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben. También están presentes en las cremas hidratantes, el maquillaje y las lociones de afeitado.

El problema de los parabenos es que según estudios científicos, estas sustancias se han encontrado en tumores mamarios. Por eso, se recomienda no usarlos habitualmente, porque aunque no se haya podido demostrar con total seguridad, su uso cotidiano podría, a la larga,  llegar a producir cáncer porque pueden alterar el equilibrio hormonal del organismo si permanecen sobre la piel (cremas y lociones corporales) durante varias horas.

 Por precaución se deberían evitar los que figuran como butylparaben y propylparaben. Por el contrario, se consideran que son seguros y eficaces –usados en las proporciones permitidas, un máximo del 0,4%– los siguientes parabenos: methylparaben y ethylparaben. 

En una concentración bastante inferior, el 0,14%, también se admiten como conservantes estables y sin problemas para la salud los parabenos butylparaben y proylparaben. ¡Fíjate bien en la etiqueta!

La silicona

Las siliconas son derivado del petróleo, o lo que es lo mismo: plástico. Los champús lo incorporan para poder cubrir el pelo totalmente y hacer que este luzca limpio, con brillo y muy sedoso. Un objetivo que casi todas buscamos cuando nos arreglamos el cabello. Pero, como derivados del petróleo, cuando los usamos recubren la fibra capilar del pelo, dándole un aspecto que realmente no tiene. Las mascarillas y los acondicionadores también presentan este compuesto, que a la larga destrozan nuestro cabello haciendo que pierda su elasticidad y se quiebre fácilmente.

Aunque en un primer momento los champús que lo contienen dan la sensación de pelo limpio y brillante, a la larga, las personas que tienen el cabello graso sufren muchos problemas. La silicona alimenta la grasa que el pelo produce, en concreto en la raíz, y provoca que dure limpio mucho menos tiempo.

Nuestro consejo: lee bien el etiquetado de los productos que vayas a comprar,  busca champús naturales que aunque no producen mucha espuma, sus efectos a largo plazo son muy positivos

 Un champú natural, ayuda a que el cabello quede más manejable, más vivo, sedoso y con mayor brillo. Además, estos productos ayudarán a que el pelo sea más saludable desde la raíz.

Los champús 100% naturales se pueden adquirir en cualquier tienda de productos ecológicos, herbolario o en alguna tienda online de cosmética ecológica. Asesórate por un profesional o pregunta en tu peluquería.

 

martes, 11 de agosto de 2020

COMPRA-VENTA DE MASCOTAS

 Una simple búsqueda en las redes sobre la compraventa de mascotas, como perros o gatos, nos devolverá miles de resultados. Existe un gran volumen de información al respecto, tanto de establecimientos oficiales como de particulares que desean hacer negocio con sus mascotas y sus crías.

Pero no todo vale al adquirir o vender una mascota, y hacerlo de forma irregular puede acarrearnos un sinfín de problemas.

Es importante saber que, estrictamente, acciones como vender animales sin licencia, comerciar con ellos fuera de los puntos de venta autorizados o que los puntos de venta no cumplan los requisitos técnicos están sancionadas por las normas autonómicas y municipales.

Por lo tanto, solo se permite la venta comercial en centros autorizados y registrados y con unas condiciones determinadas de habitabilidad.

La venta entre particulares está permitida siempre que sean transacciones puntuales y se limiten a sus animales de compañía, no tenga ánimo de lucro y se garantice el bienestar del animal.

Es importante saber que si el animal que hemos comprado enferma, no se adapta al nuevo entorno o, en el peor de los casos, fallece, no se puede responsabilizar al vendedor, a no ser que esas cuestiones se deban a un problema de nacimiento o un problema oculto, en cuyo caso el establecimiento o criador deberá atender nuestra reclamación. Por ello se establece un plazo de garantía legal de ocho días para comprobar que la mascota adquirida no tiene lesiones ocultas o enfermedades en incubación. También tendremos derecho a reclamar si nos dan ‘gato por liebre’ o, lo que es lo mismo, si se ha comprado un animal con pedigrí y luego resulta ser mezcla, por ejemplo.

En todos los casos será fundamental conservar la factura y un certificado veterinario del animal, en el que se expone que se realiza la entrega de los animales desparasitados y completamente sanos, para poder efectuar una reclamación al vendedor.

La compraventa de mascotas debe ser legal y para que un establecimiento o criadero pueda dedicarse a la venta de mascotas es imprescindible que cuente con unas instalaciones adecuadas y específicas para el buen estado de los animales y cumpla con ciertas condiciones higiénico-sanitarias, así como un registro con los datos obligatorios y los controles periódicos.

Al igual que el vendedor, el comprador de una mascota también debe conocer cuáles son sus obligaciones como cuidador de un animal. Cuando una persona toma la decisión de comprar una mascota a veces olvida que con al animal adquirimos también obligaciones y responsabilidades. Debemos, pues, informarnos de los compromisos sanitarios y administrativos que requiere nuestra mascota. En el caso de mascotas como perros o gatos, por ejemplo, tendremos que tener en cuenta la vacunación, los tratamientos veterinarios obligatorios, llevar al día una cartilla veterinaria con todos los datos del animal, o registrarlo mediante un chip de localización.

En algunos casos también será necesario un seguro de responsabilidad civil. Por descontado que en todos los casos el comprador se compromete a tratar bien al animal, a atenderle, y a proporcionarle una vida lo más digna posible, investigar sobre los cuidados y tipo de alimentación que su mascota debe recibir y, por supuesto, hacerlo todo desde la legalidad vigente de forma que nadie salga perjudicado en la transacción.

En todo caso, la opción más recomendable es la ADOPCIÓN

 

miércoles, 6 de mayo de 2020

¿Puedo reclamar la reducción de la cuota del seguro de mi vehículo?

Hace unos días FACUA señalaba que los usuarios de los seguros de automóviles podrán tener derecho a una devolución de las cantidades pagadas o a una rebaja en la cuota cuando esta se renueve.


Esta posibilidad se basa en el artículo 13 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, que establece que el asegurado podrá "poner en conocimiento del asegurador todas las circunstancias que disminuyan el riesgo y sean de tal naturaleza que si hubieran sido conocidas por éste en el momento de la perfección del contrato lo habría concluido en condiciones más favorables".

En este caso, la situación de confinamiento creada por la declaración del Estado de Alarma a raíz del COVID-19 podría considerarse una circunstancia objetiva de disminución del riesgo al haberse reducido la circulación de automóviles y, por lo tanto, la posibilidad de accidentes.

Ahora bien, ¿Cómo reclamamos esta reducción de la cuota del seguro a nuestra compañía?

En espera de que la iniciativa de FACUA se vea respaldada por una actuación "de oficio" por parte de las autoridades de Consumo, podemos dar los siguientes pasos:
  • Reclama a través del Defensor del Asegurado o el Departamento de Atención al Cliente de la aseguradora (en la póliza vendrá explicado). Debe responder en un plazo de dos meses.
  • Si no hay respuesta o la que te dan no te convence, dirígete a la Dirección de General de Seguros  (DGSFP), a su departamento de Servicio de Reclamaciones quien resolverá en seis meses. Puedes hacerlo por correo, al Servicio de Reclamaciones de la DGS: Pº de la Castellana, 44. 28046 Madrid o a través de su web

El problema es que la respuesta de la Dirección General de Seguros no es vinculante. Es decir, la aseguradora no tiene obligación de cumplir con lo dictaminado. Por ello, si el cliente no está satisfecho tendrá que recorrer el camino de la vía arbitral o de la judicial.


Sin embargo, es muy posible que si se reciben muchas reclamaciones en este sentido el Ministerio de Consumo tome cartas en el asunto y obligue a las compañías aseguradoras a responder de manera favorable a los consumidores.